7 prácticos consejos para alejar a tus clientes definitivamente

7 prácticos consejos para alejar a tus clientes definitivamente

No escuchar a sus clientes el motivo principal por el que las empresas pierden a sus clientes.

 

  1. No escuchar.

Según los estudios, es la razón más citada por qué las personas tienen horror a los vendedores, gente de negocios y servicio al cliente. Muchos vendedores no escuchan lo que dicen sus clientes. Por tanto, no entienden sus mayores problemas, necesidades y deseos.

  1. Hablar demasiado.

Desde mi punto de vista, el vendedor debe ser cauteloso al momento de entablar conversación con el cliente. Lo importante no es vender un producto, es más importante ganar un cliente, la comodidad del cliente será lo primordial. La charla solo debe estar dirigida a solucionar un problema o situación.

  1. No conocer perfectamente sus productos.

En un mundo de conocimiento e información, no hay ninguna razón para no conocer a fondo sus productos y servicios. La razón es simple: no saber lo suficiente sobre los productos o servicios, implica perder el respeto por el cliente y en caso de procesos de negocios, se pierde la venta.

El mejor servicio que podemos hacer es aprender todo acerca de lo que se vende. Este punto de vista de la relación con el cliente es válido para todo el personal de la empresa desde: el gerente hasta el vigilante.

  1. La falta de control y vigilancia.

Usted tendrá muchas probabilidades de perder una venta si no recuerda a sus clientes. De hecho será primordial y de gran importancia que su cliente sienta que se interesan por él. Así es como funciona: Un potencial cliente precisa de la demanda de un producto, el vendedor se compromete a informar y entregar en una fecha determinada. El cliente estará confiado en los buenos recuerdos del vendedor. Supongamos que la fecha en cuestión pasa…, le aseguro que ese cliente jamás volverá.

  1. Mentir.

Por sorprendente que pueda parecer. Mentir incluye: Ocultar la verdad (mentir por omisión), jactarse de características que no existen, inflar las características, dar información falsa, hacer parecer que todo el mundo usa el producto a pesar de que aun el producto es pequeño o poco conocido. El resultado es la pérdida de clientes. Sobre todo, nos volvemos escépticos acerca de la credibilidad o confianza de la empresa.

  1. No entender las necesidades.

Esta es una extensión de los dos primeros consejos de administración de relaciones con los clientes. Cuando se habla demasiado y no se escucha lo suficiente, no se puede tener conocimiento de la situación del cliente. Con el tiempo, se dará cuenta de que aproximadamente el 20 % de personal de la empresa deberá estar dedicada a comprender el entorno del cliente: su situación, sus necesidades, preocupaciones, lo que quiere, limitaciones, etc.

  1. No aceptar un “no” por respuesta.

Yo soy el primero en decir que debemos persistir al momento de vender un producto siempre y cuando estemos totalmente seguros de las características de este. Recuerde que hay una cierta línea “roja” que diferencia a la terquedad y la inexorabilidad. A base de presión no obtendremos nada, en la mayoría de los casos, un verdadero “no” significa que la persona no ve el valor del producto / servicio o porque no es lo suficientemente cualificado.