Convierte tu falta de experiencia laboral en una virtud con estos consejos

Convierte tu falta de experiencia laboral en una virtud con estos consejos

Una actitud profesional y de servicio, te lleva a ser percibido como una persona confiable y con determinación ante tus superiores.

Existe un meme en internet que expresa una dura verdad del dilema de los jóvenes que ingresan en un mercado de trabajo tan competitivo como el actual. La foto muestra dos entrevistadores experimentados y veteranos, con experiencia en lo suyo, que miran de forma crítica a un candidato joven. Entonces, le dicen: a mesa a un joven candidato con las siguientes palabras: “Buscamos alguien de entre 22 y 26 años… con 30 años de experiencia “.

Esta paradoja de la credibilidad es, de hecho, un gran dilema al que muchos jóvenes se enfrentan a medida que se incorporan al mercado de trabajo. Para tener éxito, los trabajadores jóvenes -o cualquier persona que empiece un nuevo trabajo o carrera con poca experiencia previa en un campo determinado- deben ser considerados creíbles antes incluso de haber tenido la oportunidad de desarrollar su experiencia desde cero. Esta situación da un nuevo significado a la idea de “empezar a trabajar”. Con la paradoja de la credibilidad, sin embargo, no hay siquiera terreno sobre el que avanzar: exigen recorrer ese camino antes incluso de haber comenzado.

Para las personas más jóvenes y con menos experiencia, es crucial superar este desafío. Un inicio rápido de su carrera les ayudará a acceder a las experiencias y oportunidades que les ayudarán a destacar y ser vistas como profesionales de “alto potencial”, a tener acceso a oportunidades para aprender y mejorar en su carrera. No solo los trabajadores jóvenes se beneficiarán de resolver este dilema. Es fundamental para las empresas que gastan miles de dólares e innumerables horas a reclutar, entrevistar, seleccionar e integrar nuevos empleados.

¿Cómo se puede resolver la paradoja de la credibilidad? En una nueva iniciativa en el Instituto Perlmutter para el Liderazgo Empresarial Global de la Universidad de Brandeis (EE. UU.), estudiamos este problema. Los primeros hallazgos sugieren que puede ser menos paradójico de lo que pensamos. Los jóvenes tienen más recursos de los que creen para superar su falta de experiencia. Los jóvenes, incluso, pueden tomar acciones directas para compensar y lograr la experiencia que les falta.

Aquí hay cinco actividades comunes que usted puede realizar como alguien que se incorpora al mercado de laboral, cambia de puesto o industria para poner en marcha su carrera profesional y catalizar su trayectoria de liderazgo.

  1. Aproveche sus habilidades de investigación. Una de las mejores maneras de destacar en un entorno de trabajo, incluso como alguien que tiene menos experiencia que el resto, es obtener un conocimiento único que le convierta en un recurso importante para sus compañeros y clientes. Una de las formas más efectivas de hacerlo es emplear sus habilidades de investigación para sintetizar y dominar el conocimiento, las tendencias y la información específica de la industria.

Lo más probable es que, si se ha graduado recientemente de la universidad, tenga ya una serie de habilidades y técnicas de investigación perfeccionadas hace poco que podrá usar desde el primer momento en un nuevo trabajo. Si no es así, trabájelas ahora. Averigüe qué tipo de conocimiento específico desean las personas de su industria y cree su especialidad en torno a eso. Lea revistas y libros relevantes de la industria, vea videos de YouTube de líderes de opinión de la industria. Si puede convertirse en un recurso único y útil para resolver problemas, ganará credibilidad con rapidez y se convertirá en una fuente de información respetada por sus compañeros.

  1. Identifique (y abrace) sus propias aportaciones. Hágase algunas preguntas básicas para identificar sus fortalezas y dónde puede aportar valor. ¿En qué áreas siente que hace su mejor trabajo? ¿Por qué ha sido alabado en el pasado? Piense en su mejor yo y en cómo podría describírselo a alguien. ¿Cómo sería? Use sus respuestas para generar fortalezas y recursos que pueden convertirse en combustible para impulsar su carrera y acelerar su desarrollo profesional.

Tenga en cuenta también su trayectoria personal. Por ejemplo, es posible que no haya trabajado en una industria o en un puesto concreto antes, pero es probable que posea información útil gracias simplemente a sus orígenes geográficos o demográficos. Tal vez como un profesional de veintitantos años que trabaja en un proyecto de investigación de mercado, tenga más ideas que otras personas sobre el tipo de preguntas a plantear a las personas de su generación para obtener los datos más válidos y fiables o sobre las mejores formas para recopilar los datos necesarios. No querrá verse encasillado como alguien con un conjunto limitado de habilidades o que solo habla desde una perspectiva particular condicionada por su pasado, pero aprovechar esto como punto de partida puede ser una buena forma efectiva de conseguir desde un principio la credibilidad y las valoraciones necesarias, sobre todo para alguien recién llegado a un campo u organización.

  1. Ofrézcase voluntario de buena gana. No subestime el poder de la determinación, el empeño y la voluntad de asumir tareas no deseables. Si al final de una reunión el jefe de su departamento solicita más opiniones del equipo comercial sobre una línea de productos que su equipo ha estado debatiendo, ofrézcase voluntario para recopilar esa información. Si sus compañeros de mayor rango preguntan si alguien estaría dispuesto a recoger y ordenar un gran conjunto de datos sobre las tendencias que podrían sostener la propuesta de su equipo, asuma el encargo; siempre que tenga las habilidades necesarias, claro. El trabajo está lleno de oportunidades para ponerse a prueba a uno mismo. Aprovéchelas con rapidez para dar la impresión de ser un profesional responsable y trabajador.
  2. Gestione su carga de trabajo y comuníquese de manera proactiva. Aunque aumentar nuestro conocimiento y mejorar la experiencia lleva tiempo, hacerlo le permitirá crearse inmediatamente una reputación de fiabilidad con sus compañeros y superiores. Administre sus compromisos y su carga de trabajo de forma inteligente. Sepa reconocer cuándo asume demasiado trabajo y diga que no con prudencia (aunque como empleado subalterno, peque mejor de decir “sí” a menos que realmente se sienta sobrepasado). Además, comuníquese de forma proactiva. Si prevé alguna dificultad para cumplir con una fecha de entrega, hable con su superior lo antes posible y solicite asesoramiento cuando lo necesite. No tenga miedo de preguntar.

Y no olvide la importancia del seguimiento. Lleve y controle cada tarea hasta que finalice. No deje ningún detalle pendiente ni fechas límites sin cumplir. Puede que no sea la persona más experimentada de la sala, pero puede convertirse en una de las más responsables.

  1. Trabaje para construir una buena red de relaciones. Su objetivo a lo largo del tiempo consistirá en construir una red profunda y diversa de colegas de confianza que le proporcionen mentores, consejos y feedbacka medida que avance en su trabajo y su carrera. Cuando comience, lo más probable es que no cuente con contactos y conexiones de confianza. No obstante, le sorprenderá lo fácil que es construir una red propia. Siga un enfoque similar al que tomó durante su educación y después de graduarse. Usted creó una red de amigos y compañeros académicos durante sus estudios y probablemente tuvo que recurrir a ella cuando empezó a buscar trabajo. Aproveche estas habilidades y aplíquelas a su nueva situación. Salga a comer con sus compañeros. Identifique a los superiores a los que admira y averigüe cómo conectar con ellos dentro de la cultura de la empresa. En algunas compañías, puede proponerles directamente quedar para comer o invitarles a tomar un café. En otras, quizá sea mejor esperar a tener más contacto profesional con ellos antes de profundizar estos vínculos.

La clave, sin embargo, consiste en trabajar duro para conocer a tantas personas como sea posible a nivel de compañeros o incluso más personal. Estos contactos y conexiones pueden ser mentores críticos, cajas de resonancia para sus ideas y defensores potenciales de usted y de su trabajo en toda la organización. Demuéstreles su motivación, compromiso y experiencia relevante, y cuando sea posible, encuentre maneras de apoyarles y ayudarles con su trabajo.

La experiencia no se desarrolla por sí misma, y sus compañeros de trabajo no lo verán como una parte crucial de la organización hasta que demuestre que lo es. Pero al desarrollar la confianza para aprovecharse de las herramientas, los activos y las capacidades que ya posea como trabajador principiante, podrá superar la paradoja de la credibilidad y poner en marcha su carrera.


Fuente: https://www.hbr.es/planificaci-n-profesional/911/c-mo-convertir-la-falta-de-experiencia-por-ser-joven-en-una-virtud