Ingresos pasivos: qué son y cómo pueden ayudarte a obtener ingresos extras

Ingresos pasivos: qué son y cómo pueden ayudarte a obtener ingresos extras

En muchas ocasiones hemos oído hablar de la importancia de realizar una correcta gestión de nuestros ingresos, de modo que podamos maximizar nuestro dinero, sacando el mayor rendimiento posible.

Debido a la gran recesión económica mundial que hemos sufrido en los últimos años, tanto nuestros ahorros como nuestro ingreso mensual, en muchos de los casos se ha visto reducido, incluso en alguno de ellos suprimido en su totalidad.

La gran mayoría de las decisiones que se toman en una familia se dan en función de los ingresos que esta percibe. Tanto a la hora de tener hijos, como de adquirir una casa, realizar un viaje, cualquier acción que se quiera tomar pasa siempre por el filtro de “¿cuánto nos va a costar?” o “¿de cuanto dinero disponemos para ello?”.

Lo que antaño no representaba un problema, a día de hoy se ha convertido en nuestro gran quebradero de cabeza, ya que con la pérdida desenfrenada de empleos y la pérdida en el valor de los salarios, actualmente vemos como muchas decisiones que anteriormente se llevaban a cabo, a día de hoy hay que desecharlas por no disponer de recursos para ello.

El simple hecho de formar una familia, para muchas parejas a día de hoy, se ha convertido en un sueño imposible de alcanzar. Tener hijos, el simple hecho de formar una familia, se está volviendo cada vez más complicado. Las condiciones laborales, así como las económicas en los países desarrollados no favorecen a ello, lo que implica una reducción en la natalidad, como podemos ver actualmente, donde cada vez mas familias desechan la opción de tener hijos, o si los tienen, no tendrán más de dos en el mejor de los casos.

RlP9AZ8EbBd0pOVFibU7wbTWlzM7xJIe9IOvuQF6RLM

Esto es un gran problema para las economías, que no solo ven como su población es cada vez más envejecida, si no que con la precaria situación de muchas familias, el crecimiento necesario para salir de los escollos que provocó la crisis económica.

Como ciencia social, la economía depende casi en su totalidad de las decisiones que toman los principales agentes económicos, entre ellos la población mundial. Una población que sustenta un gran porcentaje del PIB de los países y que con la que sin ella, la economía como tal no podría funcionar, menos aún prosperar.

Por estas razones es tan importante que esta población tenga un suficiente nivel de ingresos, ya que con un buen nivel de ingresos podríamos hablar de un estado de bienestar, el cual produjese un continuo crecimiento económico mundial, así como un mundo donde las familias viviesen mejor y más felices. Aunque estemos hablando de una economía perfecta, donde todos los agentes que lo conforman dispongan de una perfecta asignación de los recursos necesarios para ello, esto no es lo que se da en la realidad.

El salario mínimo interprofesional de los países, aunque continúe su tendencia alcista, sigue siendo insuficiente debido a que, en muchos casos, va muy descorrelacionado con los aumento

 

La precariedad de los salarios, los empleos de menor calidad y la volatilidad del mercado laboral ha hecho que las personas valoren cada vez mas sus ingresos, así como el patrimonio en propiedad. Además, con unos sueldos tan reducidos y con una inflación, que aunque haya sufrido un decremento en los últimos años, sigue siendo relativamente elevada, nuestro dinero y, en especial, nuestros ahorros se están depreciandos que se dan en el IPC, lo que provoca una pérdida constante de poder adquisitivo.

SALARIOS MÍNIMOS EN ENERO DE 2008 y 2017

zkZHW8hrA_s51fzGiKicTqWbpmNbqlSInSWh-ldukEg

La precariedad de los salarios, los empleos de menor calidad y la volatilidad del mercado laboral ha hecho que las personas valoren cada vez mas sus ingresos, así como el patrimonio en propiedad. Además, con unos sueldos tan reducidos y con una inflación, que aunque haya sufrido un decremento en los últimos años, sigue siendo relativamente elevada, nuestro dinero y, en especial, nuestros ahorros se están depreciando.

SW_TMLPAQWJ1Mci5gwX5N1hWvil32ioDoi5gqjZcO5w

Con este contexto económico, cada vez son más las personas que consideran que sus ingresos mensuales son insuficientes para mantener el ritmo de vida, el cual llevaban en los tiempos pre crisis. Además, como comentábamos en el apartado anterior, el continuo encarecimiento de los bienes y servicios provoca en estas personas un empobrecimiento aún mayor.

Esto empobrecimiento de las familias no es considerado para nada beneficioso para la economía, ya que con la pérdida de poder adquisitivo, el consumo se ve directamente afectado, lo que conlleva a una mayor pérdida de empleos. Como yo lo denomino, este círculo vicioso entre ingresos, consumo y empleo hace que en el momento que uno de estos tres pilares fundamentales se vea perjudicado, por consiguiente y al ir directamente relacionado, arrastre consigo al resto de pilares, en este caso el consumo y el empleo. Una situación que provocaría el debacle de la economía.

Esta situación, para muchos hogares, se ha convertido en una situación insostenible, ya que no generan los suficientes ingresos para llevar un ritmo de vida acomodado y que le permita disfrutar de una serie de bienes y servicios. Esto ha llevado a que cada vez más hogares tengan que elegir entre aplicar métodos de austeridad en los que el gasto sea ínfimo, destinando esos limitados y reducidos ingresos a las obligaciones y al gasto de vida, o por otro lado, endeudarse con una entidad bancaria, donde estas familias se vean en la posibilidad de entrar en un círculo de endeudamiento donde aumente el riesgo de perder parte de su patrimonio.

En cualquiera de los dos casos, esta situación no es la más óptima para nuestra economía, ya que aunque una familia opte por endeudarse, siempre será consciente de que no dispone de ese dinero, ya que es prestado, por lo que el consumo nunca será un consumo desmedido o, al menos, el mismo que en los tiempos pre crisis, donde el consumo estaba disparado.

fbHitgXWDho54qzJuzBUqwALkv9WJOXzYguflXBg-Xc

Aunque en los últimos años estemos recuperando bastante del consumo perdido, podemos ver tras la crisis, el consumo sufrió un decremento, debido a que muchos hogares dejaron de consumir y de gastar con el fin de ahorrar ante la situación de que se produjese otra crisis que hiciese peligrar sus empleos y con ello, sus ingresos.

Como hemos dicho en varias ocasiones, aunque, en parte, este control sobre los ingresos y esta mejoría en la gestión del dinero y el patrimonio sea beneficiosa para lasa familias, por el simple hecho de que administrando correctamente sus recursos, podrán disfrutar de una vida mejor debido a la planificación, no es lo deseado. Estas familias se están planificando por el simple hecho de que no disponen de los suficientes recursos para poder llevar una vida cómoda y privilegiada, por lo que la planificación se debe a un empobrecimiento de las familias y la necesidad de administrar y asignar correctamente los recursos con el único fin de subsistir.

“Familias 2 empleos”

Debido a esta situación de insuficiencia, cada vez es mas habitual ver familias, que como denominan los sociólogos, 2 empleos. Este término hace referencia a las “nuevas familias” donde tanto el padre como la madre se ven obligados a tener un empleo que les permita formar una familia y tener hijos.

El número de familias 2 empleos, a día de hoy, triplica a las familias tradicionales, donde el padre era el único poseedor de un empleo en la familia, mientras que la madre se dedicaba al cuidado del hogar y los hijos, así como a las funciones principales de la familia. Debido al bajo nivel de ingresos que supone el contar con un único familiar empleado en el hogar, las familias se ven obligadas a buscar un doble sueldo que pueda sufragar esta situación de insuficiencia.

Esta situación de insuficiencia ha despertado la necesidad en los hogares de generar unos mayores niveles de ingresos. Muchas familias se han visto en la necesidad de tener que aumentar la población activa dentro del hogar, signo de que cada vez haya más mujeres empleadas, con el fin de poder llevar un mejor nivel de vida que les permita poder formar una familia sin la imperativa necesidad de prescindir de cualquier bien o servicio.

El sistema de la familia tradicional se ha vuelto obsoleto por completo a día de hoy. Las familias no quieren prescindir de comprarse un coche o una casa por el simple hecho de formar una familia. Por esto, cada vez vemos a mas parejas que descartan por completo la opción de tener hijos con el fin de poder disfrutar de servicios tan simples como el de viajar, comprarse un coche o adquirir una casa en propiedad.

Lo que antaño no representaba un problema, a día de hoy es una verdadero lujo si una de las prioridades en esas familias es la de tener hijos. En una entrevista que realizó el periódico español 20 Minutos a diversas familias españolas, estas afirmaban tener que prescindir de disfrutar de muchas cosas para poder destinar ese dinero a tener hijos. Además, también afirmaban que la situación de tener que contar con un doble empleo, provocaba una enorme falta de atención para los hijos, ya que las condiciones laborales no le permiten poder pasar tanto tiempo con ellos.

Esto pone a las familias en una encrucijada vital, ya que para los padres que se deciden por tener hijos, también quieren pasar tiempo y disfrutar con ellos, en lugar de estar trabajando como verdaderos burros para poder mantener los costes que esta familia conlleva.

¿La solución a esto?

Ingresos pasivos.

La importancia de los ingresos pasivos

Los ingresos pasivos, como su propio nombre indica, son aquellos ingresos, los cuales no precisan de una atención constante para que se produzcan. Es decir, cuando hablamos de un ingreso pasivo nos referimos a un ingreso que se genera constantemente por el trabajo realizado en un momento determinado, pero sin la necesidad de tener una activa atención y dedicación para que estos se generen.

Existen muchos tipos de ingresos pasivos. Un simple canal de Youtube es una buena fuente de ingresos pasivos para aquellos que tienen algo que exponer a la sociedad y, además, les resulta interesante; otro ingreso pasivo también podría ser una cartera de inversión en bolsa o un depósito bancario, el cual nos ofrece unos rendimientos por la colocación de una serie de fondos durante un tiempo determinado, esto sin la necesidad de atender esta actividad.

Cada vez es más común ver como más personas cuentan con una serie de ingresos pasivos, los cuales mejoran el nivel de vida, así como su renta disponible. Muchas familias cuentan con ingresos pasivos, además de su ingreso laboral, con el fin de sustentar esa insuficiencia en esta apoyo. Además, este tipo de ingresos no requiere de la dedicación de tiempo para que estos se generen, por lo que la solución al problema del tiempo estaría completamente descartado.

Como solución propuesta, los ingresos pasivos son una gran solución para sufragar una insuficiencia de ingresos sin tener que buscar un doble empleo, o destinar tus horas libres a realizar horas extra en tu empresa. Esto hace que los ingresos pasivos sean la opción preferida por las familias, que ven como con el mismo trabajo, perciben unos ingresos mayores.

A continuación, como forma de ayuda, expondremos algunas formas de generar ingresos pasivos con el fin de mejorar nuestra economía doméstica:

– Un canal publicitario en Youtube. Podemos crear un canal, el cual exponga anuncios publicitarios de diversas compañías y que nos harán obtener unos ingresos extra. Estos ingresos no nos van a retirar, pero al menos nos darán unos pequeños beneficios.

– Un blog. Podemos crear un blog o una página web en que volquemos nuestra experiencia o nuestro saber hacer en algo. Si este obtiene visitas, estas nos remitirán unos pequeños beneficios, lo cual significa otra fuente de ingresos.

– Fotografias. Empresas como Google retribuyen a las personas que suben fotos de ciertos lugares a internet. Además, por cada impresión que tenga tu foto, esta te remunerará un pequeño porcentaje de beneficios.

– Una tienda online. Si te gusta el bricolaje y las manualidades, una tienda online es tu mejor opción. Fabrica productos hechos a mano y véndelos en tu tienda online, esto puede generarte una gran fuente de ingresos.

– Recomendaciones. Existen determinadas páginas y compañías que pagan a las personas interesadas en recomendar y publicitar sus productos en la red. Si tienes carisma social y dispones de una determinada cantidad de seguidores, no lo dudes, recomienda productos.

– Intermediación de contactos. Si posees un carácter social, puedes crear una comunidad en internet, en la cual conectes a interesados sobre un tema, al igual que si de una comunidad de networking se tratara. Cuando ganes un determinado número de usuarios, las nuevas altas puedes monetizarlas.

– Infoproductos. Uno de los ingresos pasivos más rentables. Un infoproducto es un podcast o un video en el cual expongamos nuestra experiencia o nuestra opinión sobre un determinado producto. Muchas empresas pagan grandes cantidades de dinero por estos infoproductos, llegando a pagar en algunos casos hasta 8.000$ por video.

Esta serie de ingresos pasivos pueden ayudarte a generar una serie de ingresos extra que ayuden a tu economía familiar. Si dispones de ganas y un poco de tiempo, existen muchas mas formas de generar ingresos pasivos, las cuales puedes encontrar en la red o incluso descubrirlas tu mismo en el mundo que te rodea.

Como comentábamos, un ingreso pasivo es una gran opción si estás pensando en el deseo de generar un ingreso extra. Estas nuevas fuentes de ingresos pueden ser de gran utilidad, además de ayudarte a afrontar todos los gastos sin la necesidad de endeudarte.